noviembre 06, 2013

Sonatina Ruben Dario

Hoy me siento mal, he abandonado con facilidad.
No me siento bien de ánimos, estoy dejando la universidad y a pesar de que es mi decisión, esto me deprime y al deprimirme la solución es fácil, comer...
Tengo que buscar un trabajo, establecer un horario y asi se que las cosas seran mejor, pero primero tengo que dejar esta depresión del lado, no puedo permitirme caer de nuevo en depresión, porque ahi las cosas no son para nada sencillas.

Por hoy no puedo decir nada mas, solo que las cosas no han ido del todo bien.
Y hoy encontré esto, es algo así como el lema de una princesa a la que admire.
---------

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz?
¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte,
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa  de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real;
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste, la princesa está pálida)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,
—la princesa está pálida, la princesa está triste—,
más brillante que el alba, más hermoso que abril!

—«Calla, calla, princesa —dice el hada madrina—;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».


2 comentarios:

  1. Yo soy un experto en depresiones, soy bipolar y mi vida es un jodido caos de locura y tristeza... Asi que entiendo de que hablas. Si algo he aprendido de todo estoy y si hay un motivo para que no me suicide solo es uno.

    Los amigos... Necesitas amigos y si no los tienes y todo te va mal, agarrate fuerte a lo que puedas y busca amigos, son la clave de la vida.

    Yo ya no tengo casi amigos... bueno estoy solo... pero no me rindo, aveces si lo hago pero se que no soy yo y lucho contra eso. Solo intento decir que nunca te rindas, incluso cuando te hayas rendido vuelve a la lucha, pues hasta que no estemos muertos la batalla continua.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez no soy nadie y nunca lo sere, tal vez este loco y sea un monstruo.
    tengo 22 años y no tengo vida.
    y todo eso... pero si necesitas algo comentamelo por mi blog o algo. Puede que seas una princesa triste pero yo soy el rey del la locura y la oscuridad. Tal vez en mi encuentres un oido que escuche todo lo que tengas que decir. O tal vez solo te encuentres con el chico loco y triste que baila con la muerte.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario...